Lauren Mendinueta (14 de abril de 1977, Barranquilla, Colombia)

Poeta, ensayista y traductora del portugués. Comenzó a escribir a los 22 años cuando trabajaba como bibliotecaria en Fundación, Magdalena. Lauren ha publicado nueve libros de poesía editados en Colombia, México, España y Portugal. Entres los premios que ha recibido se destacan el Premio Nacional de Poesía Joven del Ministerio de Cultura de Colombia (1998), el Premio del Festival de Poesía de Medellín (2000), y el Premio Nacional de Ensayo y Crítica de Arte del Ministerio de Cultura de Colombia (2011). Además ganó en España los premios internacionales Martín García Ramos por la Vocación Suspendida(2007) y el Premio César Simón de la Universidad de Valencia por Del Tiempo, un Paso (2011). Publicó en Barcelona Una Visita al Museo de Historia Natural y otrospoemas (Animal Sospechoso, 2021). Es autora de la única antología colombiana publicada en Portugal: Un País que Sueña, CienAños de Poesía Colombiana(2012), traducida por Nuno Júdice. Ha sido incluida en más de una veintena de antologías europeas y americanas. Vive en Lisboa donde realiza una intensa labor de promoción de la poesía colombiana.  

Contenido de la entrevista:

¿Vives en Portugal?

Sí vivo en Lisboa, la capital, desde hace ya algunos años.

¿Como te encuentras allí?

Es una ciudad perfecta para poetas. La poesía está muy presente en la vida cotidiana.

¿Cómo compartes tu poesia en Portugal?

Tengo una teoría: en Portugal la poesía tiene tanta relevancia por el hecho de que la literatura está fundada sobre el poema Los lusiadas de Luís de Camões, así como nuestra literatura esta fundada sobre el Quijote. Camões es el padre de la literatura portuguesa y esto hace que la poesía tenga un lugar de destaque dentro de las diferentes manifestaciones literarias de Portugal. Es un país definitivamente de poetas, de hombres y mujeres de palabra, así que la poesía tiene muchos espacios. Existe una Casa de America Latina, que es una institución a la que estoy bastante vinculada y donde hay siempre momentos para lecturas de poesía de autores hispanoamericanos y portugueses. En Lisboa también hay espacio para el español.

¿Por que escogiste el Portugal?

Desde la primera vez que vine invitada a un evento literario en Portugal me enamoré de la ciudad de Lisboa. Han pasado casi veinte años desde que llegué aquí y aquí me siento de alguna manera como en una segunda casa. Portugal es bastante acogedor y me sentí rápidamente identificada con el país. Los portugueses son personas mas introvertidas que los colombianos. Hay un recato, hay un sentido de las normas de educación similar al nuestro, y esa especie de humildad educada me hizo sentir rápidamente en casa.

Lisboa

Lisboa es una ciudad como Barranquilla, está construida en un estuario. Es el lugar en que el río Tajo se encuentra con el Océano Atlántico. Tan grande es el estuario que se puede confundir con el mar. Lisboa es una ciudad que no le da la espalda al río,como sí pasaba en mi ciudad natal. Existe toda una mitología relacionada con el río, por ejemplo con las Tágides, que son las sirenas del Tajo. Desde este paisaje híbrido entre el río y el mar se cultiva la identidad Portuguesa. 

Leyendo tu libro, Una visita al museo de historia natural y otros poemas, me gustó particularmente “Deseo de nada”.

Ese es el primer poema que escribí cuando llegué a vivir a Lisboa. Relata la experiencia de la primera tormenta que vivi aquí. Yo llegué en Portugal en un mes de abril y fue un mes en el que llovía todos los días, y aquella noche en particular cuando empecé a escribir el poema hubo una tormenta muy fuerte.

Deseo de nada

Todavia es temprano.

Mil noches han caído sobre la tierra,

y otras mil cayeron antes,

pero aún no es tarde.

El viento arropa con tanta fuerza la casa

que se diría una madre enloquecida de amor.

Pero el viento no puede amar.

Tengo miedo.

El mar no esta lejos de aquí,

y yo soy esa misma arena sobre la que caen

furiosas, incontenibles y enajenadas las olas.

Más allá, en el centro mismo de la tormenta,

mi ojo busca las razones de tanta rabia.

Tengo ganas de azotar a la noche

hasta verla sangrar.

Deseo hasta el infinito

poseer algo que jamás se entregue.

Tomado de la antología Una visita al museo de historia natural y otros poemas. Publicado por el editor: Animal sospechoso de Barcelona.

¿Por qué casi la ausencia de la naturaleza en tus poemas?

La poesía para mí es una construcción de la vida interior. Me interesa más lo que ocurre dentro, que lo que ocurre fuera. De hecho en “Deseo de nada” yo soy esa misma arena sobre la que caen  las olas. Si no fuese esa arena creo que no me interesaría. No soy una persona dada a la contemplación de la naturaleza. Por lo contrario, en la poesía, lo que yo busco es entenderme, conocerme a mí misma, sanarme, sanar las heridas que me separan no sólo del mundo, también de mí misma.

¿Como llegaste a la poesia?

En la casa de mi abuela, existía una biblioteca. Esa biblioteca estaba siempre con llave. Nadie tenía derecho a llegar a esos libros, pero yo sentía una gran  atracción hacia ellos. Una de mis grandes pasiones es coleccionar libros. A mis 22 años comencé a trabajar en una biblioteca como bibliotecaria y allí, por primera vez, aunque había leído muy poca poesía, encontré un mayor número de libros de poesía y me apasioné. Especialmente la colección de poetas de la generación del 27 español. Todo eso me impresionó. Ocurría que también llegaban los poetas del pueblo a reunirse en la biblioteca y un día decidí escribir un poema, y cuando ellos lo leyeron me dijeron: “tú eres poeta”! Entonces yo dije: “bueno yo soy poeta”.

¿Cual es tu relación con Colombia ?

Trato de conservar la relación más estrecha posible con mi país. Allí está buena parte de mi familia, están mis padres, amigos y amigas. La mía es una relación de amor y nostalgia con Colombia. Estoy a la espera de que algo cambie para que mi país tenga una oportunidad de vivir una vida más humana y más tranquila.

¿Tus proyectos, novedades para este año?

Estamos preparando un concierto con un grupo de tres músicos. El pianista cubano Víctor Zamora, el Contrabajista brasileño Walter Areia y el Saxofonista francés Edouard Rambourg. La lectura de los poemas estará a cargo del actor portugués André Gago, las traducciones son del poeta Nuno Júdice. Será un “Concierto con palabra”, música y lectura de poesía colombiana contemporánea. Nos presentaremos el 7 de mayo a las 18:30 en el jardín de la Casa da América Latina, en el marco del festival literario que se llama Lisboa 5L.

Por otra parte estoy traduciendo una antología de Fernando Pessoa, que se publicará en Colombia para presentarla en octubre de este año en las jornadas universitarias de poesía que organiza el poeta Rafael Del Castillo en Bogotá. La publicará la Universidad Externado de Colombia. También estoy terminando una novela, una ficción absoluta. Pasa todo en Colombia, en los años 90. 

¿El poema con el que tienes más afinidad?

Son varios. Juan Pablo Roa publicó un libro completo y después publicó una selección de los libros anteriores.  Lo que en verdad me pesa, yo siento que  fue un poema como iluminado. De los más antiguos, Nocturno de muerte, de 1999, escrito cuando yo trabajaba como promotora de lectura y vivía en Barranquilla. Por entonces yo tenía que hacer promoción de lectura en los pueblos del Atlántico y venía de Puerto Colombia en un autobús repleto de gente, con un calor infernal, de 45 grados, cuando, de repente, sentí que tenía que escribir ese poema y fue como si me lo dictaran. Lo escribí de una y quedo así. Tengo una relación especial con ese tipo de poemas. Hay otros que he pasado quince años escribiéndolos y que ahora me encantan, pero me han demandado más trabajo. 

Un agradecimiento particular va al editor y poeta Juan Pablo Roa de Animal sospechoso, de Barcelona, que nos puso en contacto con Lauren.

Juan Pablo comparte poemas y tertulias en directo todos los fines de semana en las redes sociales y vende en todo el mundo. Lo puedes encontrar en Instagram como “animalsospechosopoesia

Lauren se encuentra en Instagram como lauren_mendinueta